lunes, 6 de mayo de 2013

Amputado

Neruda, Tuñon y amigos. París 1937.

Arremangarse antes de entrar,
para poder así,
mirar con el lince adentro,
entre una o dos pitadas,
mirarlos, mirarla, pensarte,
con el lince adentro,
el pucho:
se tira , se piza, se entra.

Desatan las verdades cosmogólicas ,
que les quedan grandes,
desinhibidos, agrios, jocosos, machistas,
el lince se torna puma,
“están perdiendo el estilo”,
las más putas son reconocibles:
son las que se ríen fuerte y fuman mucho,
ahí podrían estar todos mis amigos,
o ninguno,
o solo yo.

Desatornillar antes de salir,
voy dando tumbos tumberos
con la cabeza gacha al abrir,
murmurar por lo bajo
todo lo que se comenta por lo bajo,
aquello que no sucedió,
todo lo que se va esfumando,
cuando sabemos,
que una vez más,
que no hay vuelta atrás,
que nunca aprenderé,
si no me enseñas
con saña.

Y así yo; 
corremos por la vida,
como amputados,
por la muerte.

1 comentario:

Doc Wotefak dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.